CONFESIONES DE UN DECORADOR

Quiero contarles el entorno ideal, con el que mi profesión de decorador – interiorista de años de experiencia, me permite recrear con detalles, que pueden resultarles interesantes y fáciles de aplicar en grandes, o pequeñas habitaciones, simplemente te confieso aquellos gustos que permiten ambientar funcional y con belleza el hogar donde vivimos.

Las decoraciones siempre las prefiero bien definidas, fáciles de describir, y de recordar para aquellos con quienes las comparto. Por eso abrigo espacios que sean masculinos, pero sin insinuaciones de discriminación de género, me refiero a que la línea de colores será, lo que se identifica como masculino, por tanto será sobria, algo fría, contornos donde sobre todo el blanco y algunos grises tengan cierto protagonismo en las paredes y en los techos de toda la casa.



Cierto es que desde que contacté con inmobiliarias de lujo Barcelona mi gusto por el lujo fue creciendo, por la decoración de lujo quiero decir, siento que mi hogar es mi palacio y como tal debo decorarlo, pero no nos desviemos, sigamos con temas como la iluminación entre otras.

La iluminación natural que sea homogénea, que cubra los espacios, entre con libertad por ventanas, y cualquier otra posibilidad e filtrar la luz desde vidrieras totalmente transparentes. La luz artificial deberá imitar a la natural, pero desde el techo de forma que sea fácil identificar los objetos y las áreas, que sean luces empotradas, más que vistosas lámparas de techo, luz suficiente pero no en demasía para alejarnos de la presencia de la oficina. Por supuesto que quiero otras fuentes de luz, sobre todo amarillas, la calidez de estas luces es insustituible.



El hogar que les presento es totalmente accesible, sus diferentes habitaciones tan muy bien delimitadas, pero no hay nada que impida ingresar a ellas, o que limiten asomarnos, o que cierren sus espacios, apenas habrá puertas en el baño y en las habitaciones para dormir, lo demás tendrá accesos amplios, donde se muestre cierta transparencia intencionada, no hay secretos que esconder dentro de este hogar, siempre y cuando estés dentro de él.

El ambiente personalizado estará indicado en mis propias predilecciones como fotografías a gran escalas a dos colores, tipo Andy Warhol, pero sin la precisión del dibujo, o la apariencia pop de estas.
Los muebles serán fabulosos por su funcionalidad, donde prime lo natural, aunque por los colores no lo parezcan, ya será blancos, o negros.

Hasta ahora mi mente es la que ha hablado, pero quiero despedirme hablando con la razón para recomendaros que visitéis un portal amigo como es duploatico.com