MINIMALISMO PERO CON COLOR


Solo el título de este artículo pudiera ser causa de enojo para los decoradores puristas, esos que no entienden que se les ponga creatividad a los estilos que ya están bien definidos.

El minimalismo es una de las tendencias en la decoración que más han influenciado esta actividad en los últimos años alrededor del mundo. Particularmente es la que más defiendo y trato de enseñar, porque lo mínimo,  funcional y bello son las formas más elevadas de obtener decoraciones, solo desde mi punto de vista.


Por lo general se toma lo minimalista como aburrido entre blancos, grises y negros, ramas secas, cuadros estáticos y largas paredes con ausencia de objetos decorativos. Sin embargo es totalmente errada esta idea, ya que ni remotamente es la única forma de mostrar el minimalismo en la decoración.

Con el minimalismo no queremos dar ausencia de vacío, si no de libertad, armonía, amplitud, equilibrio, paz, optimismo, y para esto el color se nos ocurre muy importante, y hablo de los colores vivos y uniformes.
Este 2014 podremos mezclar el color y el minimalismo sin avergonzarnos, solo con volver a los orígenes en la cultura japonesa, podremos convencernos de que el color siempre estuvo presente, sin desorden u ostentosamente, pero presente.

Sigue siendo lo mínimo la norma, pero en una casa toda de blanco una pared en amarillo intenso sería como una bocanada de calor y frescura únicas, sin la necesidad de un gasto excesivo en muebles y decoraciones.
Esta misma idea pude repetirse con otro color, en espacio amplio vertical donde la composición a distancia y cercanamente se perciban en alto contrate, de ahí que propongo el rojo para otra pared. En ambos ejemplos la luz natural directa les favorecerá magníficamente. Los espacios y las áreas se llenan de una asombrosa capacidad de conmovernos.

La luz es otra de las fuentes de color que podemos usar, tanto filtrándola con vidrieras de colores, o utilizándolas en la noche con focos en color amarillo, que aleje la blancura insípida y estresante de las oficinas. Instálelos de forma inteligente, para alumbrar esquinas o mejor aun para que acentué la presencia de plantas verdes en su casa.