Flexos para escritorio

Es lo más habitual que hoy en día utilicemos una habitación como estudio o como oficina de trabajo, donde se cuente con una mesa de escritorio donde apoyar los libros y los apuntes o el ordenador personal.

Sin duda, es un punto donde vas a centrar gran parte de tu tiempo y necesitas iluminarlo con un flexo para escritorio adecuado.

Flexos para escritorio hay muchos, de modelos y colores se nutren muchas tiendas, pero se deben adecuar a tu decoración y a tus necesidades.



Los flexos para escritorio no se deben escoger según su tamaño o color, si no que este debe de ser uno de los muchos puntos a tener en cuenta, hay algunas preguntas que te debes hacer antes de decidirte a comprar un flexo para el escritorio, a continuación algunas de ellas;

¿Necesitas luz directa sobre tus apuntes o luz de fondo para el ordenador?


¿Necesitas una luz blanca que te canse o una cálida luz amarilla que te acompañe?


¿Tienes espacio suficiente en el escritorio para posar un flexo o necesitas un flexo con pinza?


Es importante que pienses en ello, porque también cabe la posibilidad de comprar un flexo de escritorio colgante, el cual quede colgado sobre el escritorio y no moleste, centrando el haz de luz sobre tu cabeza.

Por otro lado está el gasto de energía, debes tener en cuenta el tiempo que vas a estar con el flexo encendido, tanto si es para estudiar, como para estar con el ordenador portátil, puesto que no es lo mismo encenderlo cinco minutos, que necesitarlo durante ocho horas diarias.

Si es el primer caso con una bombilla simple te es suficiente, pero si es el segundo caso te recomiendo que escojas una bombilla de bajo consumo para que no lo notes demasiado cuando venga la factura de la luz.

Tomate tu tiempo y compara precios, ni el más barato es el más adecuado, ni el más caro es el mejor flexo, debes comprar exactamente el flexo de escritorio que necesitas.