Cómo cuidar las plantas con el calor

PLANTAS BIEN CUIDADAS
Te damos un montón de ideas y soluciones para que tus plantas sufran lo menos posible con el calor del verano y estén bien regadas si faltas de tu casa por vacaciones.


Las plantas son un elemento decorativo imprescindible, porque “dan vida” a la casa. Pero con el calor necesitan más cuidados:

• Hojas brillantes. Pasa un paño empapado en cerveza por las hojas de las plantas. Quedarán limpias, verdes y lustrosas.

• Más verdes. Vierte un vaso de leche en varios litros de agua y pulveriza las plantas con esa mezcla.

• Abono natural. Mezcla una cucharada de miel en un vaso de leche y viértelo sobre la planta. Verás los buenos resultados.


• Hojas amarillas. Las evitarás mezclando una yema de huevo batida con agua y echándolo sobre la tierra de las macetas. Luego, riega moderadamente; pronto la planta reverdecerá.

• Más sanas. Reparte lentejas entre la tierra o riega con agua fría donde hayas hervido huevos o verduras, porque es rica en minerales.

• Buena iluminación. Para que toda la planta crezca por igual, vigila que reciba luz de forma uniforme, sin que incida más en una zona que en otra.

CON FLOR
• Geronios. Tras regar, añade granos de café o gotas de aceite a la tierra para ganar frondosidad.
• Petunias. Si las pones al sol, protegidas de lluvia y viento, florecerán durante varios meses. En jardineras, deja una distancia de 25 cm entre cada planta.
• Buganvillas. Si están junto al mar, evita que la sal se deposite
en las hojas, pues las quema.


PREPARAR LA MACETA
• Más resistencia. Después de comprar la maceta sumérgela durante 24 horas en agua fría.
• Tamaño. El tiesto debe ser proporcional a la planta.
• Limpieza. Antes de plantar, limpia bien el macetero con agua con unas gotas de lejía, y deja secar. Para eliminar la cal de los bordes en el barro, frota el tiesto con un estropajo de aluminio.
• Humedad. Los recipientes con depósito de agua mantienen una humedad constante en el mantillo.


SI TE VAS DE VACACIONES
• Si tienes espacio, traslada todas plantas al cuarto de baño y coloca en cada una, una esponja empapada con agua, para que estén húmedas y no se sequen. Si tienes terraza, lo mejor es instalar un sistema de riego por goteo.

• Un viejo truco consiste en colocar las plantas alrededor de un cubo con agua del que salen unos cordones de algodón que se entierran en cada maceta. El agua llega a través de los cordones al tiesto en función de sus necesidades. Hay macetas que traen este sistema incorporado, como las de la imagen de abajo a la derecha. Son de la firma Eva Solo, de cerámica y cristal; en 11 cm de diámetro, 23,45 €.

• Llena la bañera con un poco de agua. Sumerge unos ladrillos (o toallas) y coloca las macetas encima. Las plantas absorberán el agua que necesiten poco a poco.

• Llena una botella con agua y tápala con un algodón muy prensado. Colócala en el tiesto boca abajo para que el agua salga paulatinamente. También puedes comprarlo ya hecho: en la foto de abajo, izda., el sistema Aquasolo de Digedis; un kit de cerámica con adaptador de plástico,