Cómo instalar una campana extractora - Mantenimiento y limpieza



Cuando cocinamos alimentos siempre estamos expuestos a que el humo y el olor de lo que se genera en la cocina se extiendan por toda la casa. Las campanas extractoras evitan que esto ocurra, por eso es muy importante saber elegir bien. Los diseños, los modelos, las nuevas tecnologías... que el extractor no sea un mero armatoste en tu cocina.

Cómo instalar una campana extractora:

1. El emplazamiento: 

Para determinar el sitio donde se va a instalar tenemos que tener en cuenta que la distancia a la hornilla no debe de ser inferior a 60cm para que el calor del fuego no le pueda afectar. Una distancia demasiado excesiva tampoco permitirá la salida de los humos, por ello la distancia máxima no debe de ser superior a 65 cm. Estas medidas pueden variar por especificación del fabricante de la campana.

También deberemos saber si la salida la vamos a efectuar de forma horizontal o vertical para poder preparar los agujeros correspondientes en pared o techo. Si la campana no necesita una salida al exterior no precisaremos hacer este paso.

Al adquirir la campana normalmente tendrá que ir acompañada de unas plantillas para marcar las perforaciones necesarias. Estas plantillas tienen las medidas precisas para cada tipo de campana.

Asimismo, podemos encontrar los herrajes que se pueden necesitar para sujetarla o fijarla a la pared, techo o mueble de cocina. Estos son los que se colocarán en las perforaciones que hemos hecho con la plantilla.

En caso de que instalemos la campana en un mueble recortaremos, si fuese necesario, un orificio en la madera para poder sacar el tubo...



2. Acomodar la campana:

La mayoría de las campanas disponen de varios orificios de salida (superior, trasero y lateral) para utilizar la que mejor nos convenga. El resto de las salidas que tenga las anularemos con unas tapaderas que lleva. En la salida del aparato que vayamos a utilizar colocaremos la placa para adaptar el conducto. El tubo que se utilice para la salida de la campana nunca se debe compartir con el que utilicen otros aparatos que no funcionen con electricidad (calentadores, calefacciones, radiadores, chimeneas, etc) Si la campana que se va a instalar es de un sistema sin conductos solamente tendremos que colocar los filtros necesarios para sistemas de este tipo.

   

 Colgamos la campana en los anclajes y colocamos los tornillos necesarios para que quede bien sujeta. También conectaremos el tubo para la salida procurando que quede lo más recto posible y con el menor número de codos y transiciones. De esta manera se consigue sacar un mayor rendimiento del equipo de extracción.


Para terminar colocamos la rejilla metálica con los filtros y demás componentes que hayamos desmontado para poder instalarla. También conectaremos la toma de corriente mediante unas regletas de conexión a los cables. Nos habremos asegurado que la toma de corriente tiene un contacto de tierra y que los valores de tensión corresponden a la placa de características inserta en el aparato. Resulta muy útil colocar un interruptor empotrado en la pared que sea el que alimente de energía a la campana.



3. Mantenimiento y limpieza:


Para un funcionamiento y rendimiento correcto de la campana extractora debemos prestarle un cuidadoso mantenimiento. Deberemos hacer una limpieza diaria con un trapo húmedo y un detergente suave que quite la grasa. También limpiaremos el interior procurando que no caiga agua en el interior de los motores. Para limpiar los filtros de malla y los de tela lo haremos con agua caliente y detergente haciéndolo cada dos meses aproximadamente.
   
 Los filtros de carbón activado y los de papel son desechables y no los podemos lavar, nos aguantarán unos seis meses. Antes de proceder a cualquier manipulación o limpieza tenemos que desconectar el aparato de la corriente eléctrica y antes de conectarlo después de limpio nos aseguraremos que esté completamente seco.

¡Pero ten mucho cuidado! Según se van acumulando impurezas en el filtro aumenta el riesgo de incendios a causa de la acumulación de calor. Para limpiar correctamente los filtros de la campana extractora revisa esta bricoficha. 


4. Principales averías:


- Cuando se nos ha fundido una lámpara deberemos sustituirla por una nueva de la misma potencia (normalmente 40 vatios máximo) El acceso a la lámpara dependerá de la campana, en algunas se encuentran en el interior y para su cambio es necesario quitar el protector transparente o los filtros.

- Una de las averías más comunes es la rotura de los conmutadores de encendido. Para comprobar que la avería está en este componente podemos utilizar un polímetro en ohmios.
   
Una manera de evitar que se rompa este conmutador es poniendo un interruptor antes de que llegue la corriente al extractor, de esta manera no tendremos que tocar el conmutador del aparato para encenderlo y apagarlo, solamente para cambiar de velocidad.

- Otra avería muy común es la ocasionada en los motores por el deterioro de los filtros y la acumulación de grasas. Para evitar en lo posible tener que sustituir el motor, mantendremos una limpieza periódica y sustituiremos los filtros cuando sea necesario.


ESTILO Y DISEÑO

La campana extractora, como elemento integrado de nuestra cocina, debe contar con un estilo propio, por eso los fabricantes utilizan casi cualquier tipo de material. Podemos encontrar campana extractora de acero inoxidable, de lámina galvanizada, de lámina negra..