Cómo Decorar una Casa en 20 ideas



Los arquitectos Ian Chee y Voon Yee Wong son los artífices de la reforma de este espectacular ático, en el que crearon un atrevido espacio de cristal rodeado de una magnífica terraza ajardinada. 


FOTOS: Henry Wilson/Red Cover. TEXTO: John Snelson/Red Cover. 


Transparente. La estructura de cristal, que fue la pieza clave del proyecto, da un aire etéreo al ático. Interior y exterior unidos por la ligereza del cristal.

La terraza ajardinada evoca entornos más cálidos, gracias a los suelos de madera, las plantas y la tumbona que invita al descanso.

Londres nunca ha crecido a lo alto. Por ese motivo, a diferencia de la mayoría de capitales alrededor del mundo, la vista desde el piso octavo todavía permite descubrir tejados de todas las épocas, formas y tamaños, y no ver tan sólo las ventanas de los vecinos. En pleno centro, donde las terrazas victorianas parecen empequeñecidas por los modernos edificios, de no más de ocho pisos, un magnífico proyecto ha rediseñado por completo el ático de uno de ellos, aprovechando al máximo las ventajas de su ubicación. Los responsables han sido los arquitectos Ian Chee, de VX Designs, y Voon Yee Won, ambos nacidos en Singapur y formados en la Arquitectural Association de Londres.

Este fue su primer gran encargo conjunto. El proyecto no implicaba restauración, sino la creación de una nueva estructura completa. “El cliente, un hombre de negocios, nos pidió que le ofreciéramos propuestas”, cuenta Chee. “Ni siquiera nos especificó si quería dos dormitorios o tres o lo que fuese”, puntualiza Wong. Fue un encargo abierto. La primera tarea para los arquitectos fue pensar cómo podían aprovechar el espacio para crear una perfecta distribución; optaron por situar a la izquierda de la entrada la cocina, y a la derecha crearon un pasillo que conducía a la amplia zona de estar. Este espacio abierto y luminoso tiene unas espléndidas vistas sobre los tejados de alrededor. Otra interesante intervención de los arquitectos ha sido el juego de alturas que han establecido para ayudar a definir el espacio y guiar la vista a través del apartamento.

Después de crear una sensación de movimiento dentro de las diferentes estancias, se incorporaron diferentes texturas para remarcar aún más esta impresión: madera de álamo, arenisca india, madera oscura de América... La iluminación también se ha estudiado con detalle y juega un importante papel para dar forma al ambiente: iluminación indirecta, luces encubiertas y luz natural. La pieza más espectacular es el magnífico cubo de cristal construido en el tejado que proporciona unas vistas inigualables y al que se llega a través de una escalera de caracol, que conecta con la planta inferior. Los arquitectos querían una forma de acceso con un recorrido más largo y suave, pero como no había modo de incorporar esta idea a las dimensiones disponibles, se optó por esta solución.

El último reto fue la creación de una terraza-jardín que no fuese una estructura permanente: se solucionó con un suelo de tablas y plantas colocadas en jardineras poco profundas. El resultado de la obra fue para los arquitectos una prueba de creatividad e ingenio que se convirtió para el propietario en una elegante casa con maravillosas vistas panorámicas.  
Las excelente panorámicas suponen la mejor decoración. Los muebles están escogidos para que se integren en este espacio sin obstaculizar la mirada.
Punto de mira. La silla Swan de Jacobsen pone el toque de color en esta estancia marcada por el blanco. La otra protagonista de este espacio es la escalera de caracol.
Los clásicos. El comedor viene definido por la elección de mobiliario sobrio y la austeridad decorativa. Pocos elementos bien elegidos para dar sensación de tranquilidad. 
Inspiración India. La mesa de centro es el capricho étnico de esta zona, cuya principal característica son las marcadas líneas horizontales del mobiliario.
Minimal. El dormitorio mantiene la tendencia del resto del apartamento. Simplicidad decorativa en la que ningún detalle estridente rompe la sensación de paz.
Blanco puro. En el baño reina la sencillez y la claridad. Revestimientos suaves, espejos, cristal y accesorios ocultos para que no perturben visualmente la pureza de líneas.