Cómo Decorar un Apartamento Simple



La audacia y la simplicidad decorativas se armonizan a la perfección en este apartamento de magnífica estructura.
Realización: Gilles Dallière. Fotos: Francis Amiand. 

LUCES Y SOMBRAS. Suspendida del techo, como un encaje de metal, una pieza de Dilmos actúa de biombo. La simplicidad de las sillas de Fabiano Trabucchi contrasta con el secreter italiano del s. XVIII y con las cortinas realizadas con tiras de terciopelo logrando un efecto teatral.

AL NATURAL. Junto a una butaca con estructura de mimbre de Fabiano Trabucchi para P. Bonacina dos maniquíes en ratán dan la bienvenida a la sala. 

SIN LÍMITES. Juegos de líneas verticales, con ligereza en el caso de las tiras de haya de Studio ARA para Pierantonio Bonacina, y con fuerza visual en la seda berenjena de las cortinas. Como en un sueño, el espejo biselado de la chimenea rompe la perspectiva. Completan la escena las tumbonas Tambao y la escultura en mármol de Remo Bianco. 

LA GALERÍA. Tres torsos de mujer que destilan sensualidad se muestran atrapados en los lienzos del artista ruso Alex Garev y visten el largo corredor aportando continuidad visual. El contraste de claro y oscuro, luz y sombra definen este espacio de paso.

PURO ARTE. Detalle de un busto de cobre, enmarcado en una puerta antigua.


UNA JOYA DE NÁCAR. Colgada de una estructura de cobre, una araña de Verner Panton de los 60, es la protagonista. La acompañan una mesa de pergamino barnizado y sillas de Franco Bizzozzero.

PAPEL Y PLATA. Materiales ligeros como el papel de las lámparas, de Ingo Maurer, y el mimbre de las butacas, de Giuseppe Vigano, en contraste con la plata de la vajilla de Jasper Conran.

DE ACERO
. Un toque metálico para el zócalo de la pared y los accesorios.

TRANSPARENCIAS. Una isla realizada en wengé que no sacrifica su carácter práctico domina el espacio central bajo una campana de aspecto etéreo en cristal y acero. El conjunto procede de la colección Grand Chef, de Boffi. Los taburetes con tiras de cuero trenzadas, son de Tito Agnoli para Pierantonio Bonacina.

PARA LOS SENTIDOS. El contraste se materializa en el impacto visual de la resina teñida en negro que reviste suelo, muros y techo y en la suavidad del parqué de roble. El metal brilla en el acero del toallero de Devon&Devon, y del inodoro y el bidé, de Philippe Starck y en el cromo de las lámparas, en Tobías Grau.