20 Ideas para Pintar una Pared


Si el buen tiempo te anima a hacer reformas en tu hogar, te ayudamos a simplificar el trabajo, y que no sea ningún engorro.

                         
Pintar te resultará una labor mucho más llevadera si sigues estas sencillas indicaciones:

• Sigue un orden. Comienza por el techo y continúa por la pared por la que entra la luz natural, y siempre de arriba a abajo. Por último, pinta puertas, rodapiés, radiadores y marcos de ventanas.

• Gastarás poco. Si la pared es muy porosa o nueva, aplica una imprimación de látex.

• Prepara la pintura. Remuévela con movimientos circulares y hacia arriba. No se cuarteará si la extiendes en capas delgadas. Si es plástica, añade un 20-25% de agua.

• Ventanas abiertas. La corriente de aire favorece el secado de la pintura. Y si pones media cebolla en agua fría o un cuenco de leche, te libras del intenso olor.

• Cubre con plástico. Este material protege y no cala.


Cómo limpiar las manchas

• En la madera. Si es óleo, elimínalo frotando con aguarrás. Si es pintura al agua, frota con un estropajo de acero humedecido en un poco de limpia-hornos. Deja actuar 15 minutos y quita con un paño.

• En cristales. Frota las manchas con vinagre, alcohol o media cebolla y despréndelas con una rasqueta.

• Azulejos sin cemento. Pásales un trapo empapado en vinagre hirviendo y frota con un cepillo vegetal.

                         
Conservar los útiles de limpieza

• La pintura no se secará si guardas los botes boca abajo. Así también se abren con más facilidad. Y si ya se ha secado, sumerge el bote en agua caliente.

• Los pinceles usados quedarán limpios si los metes durante una hora en un vaso con agua caliente y un poco de bicarbonato.

• Brochas sin pelos sueltos. Introdúcelas en aceite y acláralas.

Papel pintado

• Para ponerlo, empieza junto a la ventana, para ir alejándose de la luz a medida que empapelas. Para colocar el dibujo correctamente, pon una tira encima de la otra (con el dibujo del revés) y numéralas en el extremo que vayas a fijar en la parte superior de la pared. Utiliza un cúter.

• Para quitarlo, usa un producto especial que se aplica sobre el papel (en Leroy Merlin por 2,73 €). Ayúdate de una espátula.