ARMARIOS y ROPEROS | Guía Completa con toda la Información


Administrar el espacio para su mejor aprovechamiento, es fundamental, sobre todo en los armarios y vestidores. Si se asigna un lugar a cada artículo, siguiendo un orden de prioridades, como el uso, el peso o el volumen, se conseguirá equilibrio, practicidad y orden.

GUIA PARA COMPRAR EL ARMARIO IDEAL

Levantarse por la mañana, abrir el armario y saber donde está cada cosa, en vez de estar rebuscando entre un montón de ropa, para saber que ponerse, seguro que ahorra muchos quebraderos de cabeza.

Cada vez, los armarios son más sofisticados, hasta el punto de tener secciones especializadas para cada artículo. De esta forma el almacenamiento se adapta a la necesidad de cada prenda, facilitando su acceso y economizando espacios.
  • Adaptabilidad

En cada cuarto, dependiendo de su uso o de su tamaño, se adaptará mejor un tipo de mobiliario u otro, pero el objetivo va a ser siempre el mismo: conseguir una armonía con el entorno y el resto de los componentes decorativos, como el color de las paredes. Por otra parte, se intentará economizar el espacio al máximo, de forma que el armario, independientemente de su tamaño, cumpla la función de albergar racionalmente todo aquello que se considere oportuno.


Las opciones son múltiples, armarios altos, bajos, con estanterías, cajones o baldas. Para habitaciones de reducidas dimensiones se recomiendan con puertas corredizas o cortinas, con el fin de ahorrar el espacio de las puertas abiertas, así como la utilización de espejos para mayor sensación de amplitud.

  • Accesorios que ayudan


Dentro del propio armario se pueden encontrar secciones para cada tipo de prenda, así por ejemplo, existen los cajones zapateros, colocados en la parte inferior, las baldas y corbateros extraibles, para facilitar la visión de lo que hay en su interior, así como los cajones colmena para guardar de forma ordenada los calcetines o ropa interior.

De la misma manera hay pantaloneros o cuelga cinturones giratorios que facilitan la elección de la prenda. La balda colgador abatible, resulta muy práctica a la hora de economizar el espacio, ya que permite colgar cualquier tipo de prenda, generalmente chaquetas, de forma que al elevarla despejan el armario, siendo abatida para coger el elemento deseado. 

Todos estos complementos, a parte de por su comodidad, son muy útiles a la hora de vestir el armario, pudiendo tener la ropa a la vista y sin que se arrugue.

  • Orden de prioridades

Pese a que el espacio juega un papel esencial a la hora de tener más amplitud para destinar al armario, existen trucos que permiten sacarles partido, como pueden ser las barras perpendiculares, que permiten colgar un número considerable de prendas en armarios poco profundos.

Aunque siempre no es posible, si se tiene un dormitorio amplio o una habitación con poco uso, lo ideal es contar con un vestidor, donde no sólo se guarde la ropa, sino que además sirva para vestirse dentro con soltura. En todo caso, será necesario seguir unos criterios de organización y orden, teniendo en cuenta las prioridades o necesidades de cada uno, ya que no es lo mismo guardar chaquetas que jerseys.

  • Al gusto del consumidor

Como ni todas las casas son iguales ni sus habitaciones tampoco, el mercado ofrece gran cantidad de posibilidades, que van desde diferentes medidas en modelos estandar hasta multitud de empresas que fabrican los muebles a medida.


Los precios oscilan de manera considerable, teniendo sobre todo en cuenta los materiales con los que se elabore el producto o si éste está realizado por encargo. De todas formas, la cuantía no es excesivamente elevada y su buen uso repercute en el ahorro de espacio, tan escaso en la mayoría de los pisos actuales.