Cómo proteger la madera exterior e interior

PROTEGIENDO LA MADERA

Los principales enemigos de la madera sin recubrir son la polilla y algunos microorganismos, los cuales pueden provocar hasta la destrucción total de una pieza de madera o incluso de un mueble, una puerta o un barandal. 

En el mercado hay diferentes productos diseñados especialmente para preservar la madera, ya que cuentan con la propiedad de ser fungicidas y bactericidas, con lo que se evita que se destruya la madera que se encuentra sin recubrir.
  ¿QUÉ NECESITO?
MATERIALES:
-Fungicida para madera
-Guantes
-Mascarilla y gogles ( de preferencia )
-Brocha
-Jeringa (de ser necesario)
  LOS PASOS A SEGUIR:
1.-Es necesario que la aplicación del fungicida se lleve a cabo en un lugar ventilado.


2.-Dependiendo del estado de la madera, el fungicida lo puedes aplicar de la siguiente manera:

- Mediante brocha si la madera no presenta daño aún o si éste es leve.

-Utilizando la jeringa para inyectar el fungicida directamente en los agujeros si el tamaño de los orificios lo permiten.

3.-Si la madera tiene daños severos se debe encharcar con el fungicida para que la polilla desaparezca o bien sumergir totalmente la madera en el producto.


4.-Deja secar perfectamente la madera durante 3 horas, para posteriormente aplicar sellador, barniz o pintura.
ADVERTENCIA :

No debe aplicarse con pistola de aire o cualquier medio de atomización ya que estos productos son ¡ MUY TOXICOS !