Cómo hacer una bodega para vinos en 8 pasos



CONSTRUYENDO UN SOPORTE PARA VINOS

La cava modular para almacenar nuestra colección de vinos que haremos no ocupa grandes dimensiones, es extremadamente fácil y veloz de fabricar. Básicamente consta de dos extensiones rectangulares de madera de dos formas diferentes; una pieza cuadrada  y otra pieza redondeada.

Las virtudes de una estructura modular como la que haremos radica en que mientras nuestra colección de  botellas aumenta podemos ir construyendo y añadiendo más módulos de madera de manera rápida y muy fácil.

  •   ¿QUÉ NECESITO?

MATERIALES:
- Varilla redonda de 12 mm. diám. y de 10 cm. de largo
- Varilla cilíndrica de 12 mm. diám y largo igual al del módulo.
- Varilla cuadrada de 2,5 x 2,5 cm. (1" x 1") y 15 cm. de largo.
- Clavos
- Adhesivo para madera
- Maderas y clavos para la plantilla (opcional)

 HERRAMIENTAS:
- Martillo
- Taladro con broca
- Serrote o sierra caladora con sierras finas

LAS MEDIDAS:
El módulo que aquí mostramos tiene las siguientes medidas aproximadas: base  de 15 x 30 cm. y altura de 30 cm. Estas medidas son referenciales y pueden ser adaptadas al espacio disponible y a la cantidad de botellas que quieras almacenar.

Las varillas de 12 mm de diámetro son suficientemente resistentes y económicas, incluso puedes utilizar también de 11 mm.

Las varillas horizontales ubicadas a lo ancho del módulo pueden ajustar su largo al espacio disponible y a la cantidad y diámetro de las botellas. La ventaja de dimensionarlas como una sola pieza es que contribuyen a aumentar la resistencia de la estructura de la cava.
  • Cortes y perforaciones

1.Corta las tiras cuadradas con una sierra o con un serrote.
Para no tener que estar tomando medidas constantemente y facilitar aún más el trabajo, puedes hacer una plantilla para efectuar las perforaciones, la que te permitirá marcar el lugar de la perforación en forma precisa y conservar siempre las medidas exactas.

2. Perfora las piezas cuadradas
Perfore la primera pieza cuadrada con la broca de 7/16” ó ½”, ya sea directamente o a traves de la plantilla. Repite igual con todas las caras, perforando en ambos sentidos y en los dos extremos.
Sigue perforando de la misma forma el resto de las piezas cuadradas.

3. Inserta las varillas circulares largas
Junta las piezas cuadradas que vas a unir en cada módulo, y coloca en línea las perforaciones, de manera que queden una sobre otra.
Inserta a través de las perforaciones una varilla circular larga. Repite igual en el otro extremo de las piezas.
Reúne todas las piezas sobre uno de los extremos de las varillas circulares.

4. Separa las piezas
Separa las piezas cuadradas metidas en las varillas, distanciándolas de acuerdo a la medida prefijada para el módulo de cada botella.
Si las piezas cuadradas son 3, deja una al centro y las otras dos a cada lado de la varilla redonda. Si son más, repártelas de manera equivalente.
Si prefiere, usa pegamento para madera para fijarlas.

5. Instala las varillas circulares cortas
Ubica las varillas cilíndricas cortas en posición vertical y empieza a introducirlas en las perforaciones de las piezas cuadradas. Sigue ensamblando así hasta completar el módulo.
Arma las piezas con paciencia y ajústalas con un leve golpe de martillo si es necesario.
Si prefieres, refuerza la unión con pegamento.

6. Prepara los módulos superiores
Para preparar los demás módulos horizontales, usa como plantilla el módulo ya armado, te servirá de guía para fijar las distancias de separación entre pieza y pieza.

7. Sigue agregando piezas
Sigue alternando varillas verticales con piezas horizontales, hasta completar la totalidad de los módulos necesarios.
Recuerda que puedes seguir agregando módulos a través del tiempo, a medida que los vayas necesitando.

 8. Barniza o pinta
Si lo prefieres, para proteger la madera o darle una terminación de color, barniza o pinta a tu gusto.